Música, intrumentos

Vive la música

Qué comer antes de un concierto

Los cantantes profesionales estarán de acuerdo conmigo en que su voz y su tono puede verse facilitado u obstaculizado por los alimentos que se ingieren antes del concierto.

No estoy diciendo que haya que cantar con el estómago vacío, pero tampoco hay que hacerlo con el estómago muy lleno.

Qué comer antes de un concierto

Seguro que conocemos a muchos cantantes que exigen tener patatas fritas, cola e incluso helados en su camerino, antes del concierto, y no parecen tener ningún problema en sus cuerdas vocales.

Sin embargo, tanto científicos, como médicos y entrenadores vocales recomiendan no ingerir ciertos alimentos para que el instrumento del cantante, su voz, esté saludable. Y es que para cuidar su voz, hay recetas concretas que benefician o perjudican. Vamos, que no es lo mismo comer unos nachos que unas tortitas de avena.

Muchos cantantes se vuelven paranoicos y no comen absolutamente nada horas antes de salir a actuar, y claro, luego no tienen suficiente energía para alimentar y controlar su voz, ni para terminar su actuación.

Hay que ser equilibrado y tener presente que la voz es parte de nuestro cuerpo, y puede verse afectada por lo que introducimos en él.
Una buena alimentación significa una buena salud física y vocal a largo plazo, en cambio, una mala alimentación siempre es perjudicial, aunque los efectos no se noten hasta años más tarde.

También hay que tener en cuenta que cada persona tiene un metabolismo distinto, y si para unos ciertos alimentos o bebidas son nutritivas, para otros son veneno. Otros necesitan mucho más tiempo para digerir los alimentos, y eso repercute en el tiempo que tiene que pasar desde que comemos hasta que cantamos.

Trata de no comer unos minutos antes de salir al escenario ya que puede hacer que tosemos o carraspeemos durante la actuación.

Además, si nuestro estómago está lleno mientras cantamos, se obstaculiza el movimiento del diafragma.
Será más difícil respirar profundamente cuando lo necesitemos, y es posible que eructemos.

Por otro lado, si cantamos con mucho hambre, nuestro estómago empezará a hacer un montón de ruido y no tendremos la energía suficiente para entregarnos completamente a nuestro público. Puede incluso que sintamos fatiga, náuseas o dolor de cabeza, algo que definitivamente dificultará nuestro canto.

Con esto en mente, hay que comer de manera normal, alimentos fáciles de digerir, 1 o 2 horas antes de cantar.

Alimentos que se deben evitar comer antes de cantar.

  • Los productos lácteos (leche, yogur, helado...) pueden aumentar las mucosas de nariz y garganta.
  • Las frutas cítricas secan la garganta.
  • Los alimentos picantes y el café irritan la garganta.
  • Los refrescos y otras bebidas gaseosas producen mucho aire en el estómago.
  • Los alimentos fríos como los helados, los refrescos o el hielo pueden constreñir la garganta.
  • Evitar el alcohol, la comida basura, los alimentos procesados y los que tengan mucha sal. También los que nos resulten muy pesados en el estómago ya que puede producirnos sueño.

Alimentos que puedes comer antes de un concierto

  • Los tés de hierbas suavizan la garganta, menos el té negro (que hace que la garganta se reseque)
  • Lo mejor que podemos ingerir es: batido de frutas, pollo, almendras, pescado, verduras de color amarillo, aguacates, manzanas, huevos y arroz.
  • Comer verduras frescas o ligeramente cocinadas.
  • La miel puede ayudar a aliviar la garganta irritada si es justo antes de una actuación.
  • Hay que hidratarse con agua o formulaciones hidratantes especiales.
  • Tienes que conseguir agua y disponer de ella antes, durante y después de la actuación.

Puedes crear un diario apuntando lo que comes antes de cantar para ver lo que mejor y lo que peor te sienta. Así cada vez afinarás mejor y saldrás a cantar lleno de energía.